Hace ya unos cuantos años, antes de Misterios de Toledo, gestionaba otro sitio web llamado “El Toledanista” de contenidos muy parecidos a este actual. Una de las entradas que más visitas recibió fue una llamada “Toledo y el Cine”, en la que hacía un breve recorrido por algunas de las más celebres películas rodadas en la ciudad total o parcialmente. Y aunque hay muchos artículos al respecto en diferentes blogs y portales de temática toledana, quisiera recuperar aquella antigua recopilación pero ilustrada con alguna que otra imagen.

No se trata de un trabajo completo de todo lo rodado en Toledo, sino de algunas películas que me han llamado la atención desde siempre. Ordenadas de manera cronológica, serían las siguientes:

1940 – Sin novedad en el Alcázar. Película italiana de 1940 dirigida por Augusto Genina, y que narra lo acontecido durante el asedio del Alcázar en julio de 1936. El escenario principal es el emblemático Alcázar de Toledo, o más bien sus ruinas y maquetas al encontrarse en aquel año destruido de forma casi total. También podemos ver otros escenarios como el Hospital de Tavera, Zococover, y varias localizaciones más por diferentes calles toledanas.

 

1959 – Los Tramposos. Típica película española de la época en la que Virgilio (Tony Leblanc) y  Paco (Antonio Ozores) dan vida a dos timadores que viven de realizar pequeños timos en Madrid. Virgilio se enamora de Julita (Concha Velasco), la hermana de Paco, que desaprueba su forma de vida… De esta forma, tras varios intentos fallidos de ganarse la vida honradamente, montan una peculiar agencia de viajes.

De esta película llama la atención una nostálgica imagen de los protagonistas, en el Valle, con el típico vendedor con burro incluido.

 

1964 – El fabuloso mundo del circo. Esta superproducción de Hollywood, protagonizada entre otros por John Wayne, Rita Hayworth y Claudia Cardinale nos brinda el gran momento de ver a John Wayne paseando por Safont.

 

1965 – Un americano en Toledo. Un profesor de filología de Toledo (Ohio, Estados Unidos), viaja a Toledo (España) a instalarse en una casa que le ha vendido un judío de Salónica, y de la que sólo tiene la llave. Pero la casa ya está ocupada. Allí conoce a una atractiva pintora y a su peculiar mayordomo, interpretado por el inolvidable Pepe Isbert. Esta casa que aparece en la película sería la que hoy en día se encuentra junto al Hotel Santa Isabel. También aparecen múltiples escenarios fácilmente identificables.

Historia posiblemente inspirada en la tradición popular que afirma que en manos de los descendientes de los sefardíes expulsados de España en 1492 podría haber llaves que hoy en día todavía podrían abrir algunas de las viejas puertas de Toledo

 

1970 – No desearás al vecino del quinto. Landismo en estado puro. Un ginecólogo que vive en una ciudad de provincias no tiene apenas clientela a causa de los celos de los maridos y novios. Por casualidad, en un viaje a Madrid coincide con un vecino suyo (interpretado por Alfredo Landa) que durante su vida cotidiana en la pequeña ciudad se muestra amanerado e indiferente hacia las mujeres, pero en la gran ciudad es completamente diferente. En este caso el escenario reconocible de Toledo es la Plaza de Zocodover.

 

1970 – Tristana. Obra maestra de Luis Buñuel, gran amante de Toledo. Don Lope, (Fernando Rey), se hace cargo de Tristana (Catherine Deneuve), por una promesa hecha a sus padres. Pero pronto sucumbe a la belleza de la joven, y se obsesiona con ella entablando una extraña relación. Con el tiempo ella conoce a un joven pintor (Franco Nero), enamorándose de él, y abandonando a don Lope. Al final, la trama gira inesperadamente.

Fue nominada al Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

El comienzo ya promete, con unos títulos de crédito sobre una panorámica de Toledo desde el Valle. Y poco a poco iremos descubriendo diferentes rincones de la ciudad. Destaca la casa en donde residen don Lope y Tristana, frente al pasadizo de Balaguer, y una icónica escena en la iglesia de Tavera, en donde ella se agacha frente al sepulcro del cardenal.

 

1973 – Los Tres Mosqueteros. Richard Lester dirige la película de la conocida historia de los mosqueteros, con un reparto de lujo: Richard Chamberlain, Michael York, Raquel Welch, Oliver Reed, Geraldine Chaplin, Faye Dunaway, Charlton Heston, Frank Finlay, Christopher Lee… Sólo hay un par de localizaciones en Toledo, pero de gran calidad por el reparto y el escenario. Se trata del patio de Tavera (como no), y la Plaza del Ayuntamiento.

 

1999 – La Novena Puerta. Relato de Arturo Pérez Reverte llevado a la gran pantalla de manos de Roman Polanski, y con Johnny Deep en el papel principal. Narra las aventuras de Dean Corso, un “detective de libros” que recibe el encargo de un coleccionista de investigar sobre la autenticidad de la joya de su colección, “Las Nueve Puertas”, un libro escrito en colaboración con el mismísimo Lucifer, y que permitiría a su propietario invocar al príncipe de las tinieblas.

Corso tendrá que venir hasta Toledo para investigar la procedencia del libro, que fue comprado en la librería anticuaria de los hermanos Ceniza, localizada para la ocasión en la actual entrada de la huerta del convento de los Carmelitas Descalzos. Es emblemática también la escena de la calle Buzones, en la que el protagonista está a punto de ser aplastado por un andamiaje que cae a su paso.

 

2001 – Lázaro de Tormes. ¿Qué vamos a decir de esta obra cumbre de la literatura española que todos conocemos?. Fue llevada al cine por Fernando Fernán Gómez, y protagonizada por un elenco de lo más selecto del panorama nacional: Rafael Álvarez “el Brujo”, Karra Elejalde, Beatriz Rico, Manuel Alexandre, Álvaro de Luna, Agustín González, José Lifante, Francisco Rabal, Francisco Algora, Juan Luis Galiardo, Emilio Laguna, Manuel Lozano, Tina Sáinz…

Este tipo de producciones son las que encuentran en Toledo el mejor de los escenarios y casi único, y a lo largo de todo el filme encontramos localizaciones más o menos fáciles de ubicar.

 

2003 – Te doy mis ojos. El drama del maltrato llevado al cine por Icíar Bollain, con actores de la talla de Laia Marull, Luis Tosar, Candela Peña, Rosa María Sardá.

Una noche Pilar ya no soporta más los maltratos de Antonio, su marido, y huye con su hijo a casa de su hermana. Poco después Antonio irá en su busca.

De nuevo Toledo toma protagonismo como escenario principal de la película, ya que la casa de la hermana de la protagonista se encuentra en la bajada del Cristo de la Luz. Además, encuentra trabajo en la tienda del “Entierro del Conde de Orgaz”.

 

2007 – Las Trece Rosas. Narra la historia de un grupo de trece jóvenes, miembros de las Juventudes Socialistas, que fueron fusiladas por el régimen franquista al poco de finalizar la Guerra Civil Española. Todas las escenas de esta película rodadas en Toledo tienen lugar en la Plaza de San Vicente y sus alrededores.

 

2008 – La Conjura del Escorial. Drama histórico ambientado en la época de Felipe II, que utiliza un par de escenarios más que habituales en este tipo de producciones; el patio de Tavera, y la Plaza del Ayuntamiento. También se deja ver brevemente en una de sus escenas el patio de armas de la Puerta de Bisagra.

Visto lo visto, parece que los escenarios favoritos de Toledo para directores y productores son el Hospital de Tavera, y la Plaza del Ayuntamiento. Aunque todos ceden ante los encantos de cualquier rincón de la ciudad.

Existen muchísimas películas más en las que aparecen distintos rincones de Toledo, que intentaré ir añadiendo en un futuro. Para aquel que desee indagar un poco más le invito a ver el siguiente hilo de foro.toletho.com en donde desarrollan un extenso listado de filmaciones.

Comparte este artículo
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •